Xylófono

domingo, 15 de enero de 2017

asfixia

Me siento envuelta por dos sogas
que tienen impreso en ellas
el correr del tiempo,
el futuro incierto;
contienen el pasado,
los días errados,
contienen el presente,
con las lluvias en mi mente,
contienen fragmentos del futuro,
lo veo todo tan oscuro;
esas sogas me aprisionan,
me envuelven,
me asfixian,
me tapan y me someten;
siento que dependo del pasar del tiempo,
siento que me pierdo horas importantes,
a veces hay días que no hago nada interesante,

¿el tiempo puede perderse? 
¿todo aquel pasado, ya se perdió? 
¿de algo sirvió? 

a veces me dicen que no aprovecho
el tiempo que corre, que camina, que escapa,
a veces quiero retenerlo, estirar mi mano,
parar su trayecto,
pero todo es en vano;
él se va, no regresa,
y cambia mi vida,
y acorta mis días,
y hace que mis pesares se vuelvan más tediosos,
y que mis alegrías metamorfoseen en estrellas fugaces,

¿por qué será el tiempo tan mezquino? 
¿por qué lo consideramos tan dañino? 

le temo al tiempo,
pero no a la idea de él,
sino a lo que éste implica,
a las subidas,
a las bajadas,
a la madurez,
a la vejez;
a veces me pregunto si le temo a la vida
o a lo que ella hará de la mía.


Share This

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Designed By Blogger Templates