Xylófono

viernes, 25 de marzo de 2016

Vení, pasá

¿Cómo estás? No te esperaba por acá, me tomaste de imprevisto...

Bienvenida a mi vida, como verás está todo hecho un desastre.
No te voy a mentir, no esperaba visitas, el timbre tampoco anda hace meses -creo que lo desconecté y me olvidé- y ya no miro por la ventana.
Me da un poco de vergüenza cómo está todo por acá, un desastre. ¡Todo tirado! Te juro que no soy así de desordenado.
Es lo complicado de vivir solo y no querer pagarle a nadie para que venga a acomodarte las cosas, mis imperfecciones están acá; en este paquete de papitas tirado, en esa media sobre la mesa, en esas cartas que nunca quemé.

Dame 5 minutos que limpio un poco, aunque sea para hacerte un espacio. Ya que elegiste pasar por lo menos dejame mostrarte las mejores partes de la casa, te juro que hay cosas buenas, no te dejes engañar por la fachada descuidada.
Solo te pido una cosa: tratá de no romper nada y hagas lo que hagas si vas a salir de acá no te lleves nada. Parece que las cosas que están acá no valen mucho, pero son muy dificiles de conseguir, la última persona que estuvo acá se llevó mis ganas de vivir y me costó un huevo encontrar unas nuevas.

Share This

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Designed By Blogger Templates