Xylófono

domingo, 3 de enero de 2016

Aprender a encajar.



Porque cada uno tiene su esencia, una mirada distinta, un sentir diferente.
Porque no somos iguales, en altura, en peso, en la forma de hablar o caminar. El dinero, el estilo y calidad de vida; los sentimientos y el pensar.
Porque nuestras mentes vuelan a lugares donde los demás no pueden llegar. Somos únicos donde queramos, dentro nuestro o en todas partes.
Porque solo así encajamos en lugares distintos, siendo nosotros mismos.
¿Por qué forzar el “ser iguales”? ¿Por qué tratar de cambiar a los demás conforme a lo que nosotros queremos?
La única forma de ser iguales, es ser distintos.
Share This

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Designed By Blogger Templates